Bodas de oro 2015

SIERVAS DE SAN JOSÉ


Más Fotos

Últimas Fotos


                                               
          

Bueno… esto tiene ya sabor a despedida, pero no nos marcharemos sin contaros todo lo vivido desde nuestra última comunicación.

Como os decíamos, este tercer momento lo hemos dedicado al “Encuentro con nuestras raíces desde la persona de Butiñá”. 

Iniciamos el trabajo con Eulalia Ramírez. Fueron dos días intensos dedicados a adentrarnos en la persona de nuestro Fundador. Eulalia nos explicaba, con todo detalle y emoción, la vida y el trabajo de Butiñá desde lo que ella ha vivido y recogido de los archivos familiares y de la Compañía durante este tiempo dedicado a “rastrear sus huellas”. Creo que no ha habido lugar de España donde pisara Butiñá que ella no haya visitado. Por eso no se cansaba de decirnos: “esto que os digo no es de mi cosecha; todo está documentado”. Pero lo que nos entregaba no eran datos fríos; iban cargados de sentimientos, de vida. Imposible hacer una síntesis. Recogemos solamente dos frases comentadas por Eulalia que hablan de la grandeza, profundidad y talante de Butiñá: “Fue un trabajador infatigable, un operario modelo tanto en tiempo de crisis como de sosiego” y “Ni las Josefinas lograron separarlo de la Compañía, ni la Compañía llegó a desvincularlo de las Siervas de San José”. 

Como complemento… nuestro viaje a Gerona, para visitar el lugar donde Butiñá nació y vivió con su familia antes de la entrada a la Compañía, y así tomar contacto con lo que hoy son “recuerdos significativos” de la vida de nuestro fundador. Salimos de Salamanca a las 7 de la mañana del día 18.

Después de un largo viaje llegamos a Gerona. Antes habíamos pasado por Zaragoza para visitar a la “Pilarica”. En la basílica de Nuestra señora del Pilar, asistimos a la Eucaristía que se iniciaba en el momento de nuestra llegada. Visitamos también la SEO y sus alrededores y continuamos nuestro viaje.

Al llegar a Gerona, ya al final del día, nos estaban esperando, a la bajada del autobús, tres hermanas de las Hijas de San José, fue un recibimiento cálido y acogedor. En su casa residiríamos estos dos días. Tomamos un refrigerio y nos retiramos a nuestras habitaciones. Era necesario, después de tan largo viaje, descansar y tomar fuerzas para el día siguiente.

Nuestra primera visita fue a Bañolas. Nos acompañó Patro Equillor, hija de San José, que se vino desde Calella para compartir con nosotras estos dos días. Y…llegamos a la casa donde nació Butiñá. A la entrada, una fotografía de nuestro fundador de tamaño natural que parecía decirnos “entrad… que os estamos esperando”. Efectivamente allí nos esperaban las hermanas de la comunidad. Nos recibieron con efusivos abrazos, que hablaban de cariño, de acogida. 

Después, el recorrido por las estancias de la casa-museo. Todo, colocado y decorado con exquisito gusto: documentos y objetos personales, cartas, libros, fotos... Allí estaba la habitación donde nació Butiñá, allí también se hacía memoria de su muerte. 

Patro nos invitó a vivir este recorrido no como una visita turística sino como “una peregrinación” por esta casa “Tierra Sagrada” para todas, y… así lo vivimos: como momento profundo de interiorización y de oración en torno a la persona de nuestro fundador. Terminamos esta visita a la casa en la planta baja: en el lugar donde en tiempos de Butiñá estaba la tienda de la familia, han puesto una tienda, de “Comercio Justo”, abierta al público, también muy bien ambientada, como símbolo y recuerdo de aquel primer comercio butiñano. La atienden las hermanas y algunos voluntarios.

Bueno… no podía faltar la visita al Lago de Bañolas y una “paseadita” en el barco. Y… así lo hicimos. Nos acompañaron las hermanas de la comunidad y comimos juntas en un restaurante cerca del lago, donde estuvimos hasta la hora reservada para el embarque. La tarde estaba espléndida y el lago muy sereno, por lo que el viaje resultó muy agradable. Antes de regresar a casa visitamos la iglesia en la que fue bautizado nuestro fundador. Al llegar, tomamos un refrigerio y compartimos una oración de acción de gracias por todo lo vivido en el día. Regresamos a Gerona y después de cenar pasamos un rato con la comunidad. 

En la mañana siguiente, después de la Eucaristía y el desayuno, tuvimos una reunión con Patro en la que nos compartió el proceso // la historia // de la fundación de las primeras comunidades de Siervas en Cataluña y cómo desde los comienzos estuvieron muy acompañadas y ayudadas por Butiñá. A continuación pasamos a conocer la casa de la Cuesta de Santo Domingo, un piso en el mismo edificio en que vivían Butiñá y su comunidad de jesuitas, donde se instaló la primera comunidad en Gerona, al poco tiempo de su fundación, antes de pasar a la casa ubicada en el terreno donde viven actualmente, cuya capilla fue bendecida por el P. Butiñá. 

Aunque ya llevábamos un día con las Hijas, aún no conocíamos las dependencias de la casa, así que regresamos para conocerla. Fue Josefina Gómez, otra de las Hijas, la que nos explicó con todo detalle tanto la historia de la casa como los museos, una auténtica “Joya”, ante los que quedamos “anonadadas” por su belleza y riqueza.

Con una profunda oración ante el mausoleo de Butiña, preparada por Patro, y un GRACIAS a las Hijas de San José por su cálida acogida y su dedicación, concluimos nuestra visita a Gerona. Nos despedimos de las hermanas y continuamos viaje a la casa de ejercicios de los Jesuitas en Manresa, donde hemos estado cinco días para, en ambiente de oración, “Hacer una lectura de fe de la propia historia”. 

Nos acompañó el P. Francesc Riera, S.J. que nos invitó a salir del ruido, a vivir “horas con el Señor” en un diálogo de amistad: como un amigo habla a otro amigo. 

Condujo nuestra oración, a la luz del Evangelio, de forma muy vivencial, ayudándonos a confrontar, paso a paso, nuestra vida con la de Jesús y nuestro contexto histórico del siglo XXI con el contexto del siglo I. Su calidad pedagógica y su preparación bíblica fueron una gran ayuda para todas.

Antes de regresar a Salamanca fuimos a Barcelona para visitar la basílica de la Sagrada Familia que nos cautivó por su grandiosidad y belleza. Disfrutamos de la compañía de las hermanas de las dos comunidades con quienes compartimos una comida fraterna. Visitamos el Monasterio de Monserrat y volvimos a Manresa para pasar la noche. 

Por la mañana del día 27 salimos de regreso a Salamanca. Pasamos por Santo Domingo de la Calzada donde visitamos la catedral y el museo y después por Burgos para hacer una parada y ver la Catedral.

El día 28 dedicamos la mañana a recoger nuestra experiencia de este mes: podemos decir que el encuentro ha sido, sin duda alguna, una gracia y un verdadero e invaluable regalo para todas. Finalizada la evaluación, pasamos a la Eucaristía de despedida a la que asistieron algunas hermanas de las distintas comunidades de Salamanca. En ella hicimos la renovación de nuestros votos. Con la Eucaristía y la comida de fiesta que tuvimos a continuación dimos por terminado el encuentro.

Y... ahí empezó “la diáspora”: unas el día 28 y otras el 29, fuimos abandonando la tierra salmantina que tanta significación tiene para todas. Pero nos llevamos el recuerdo de una experiencia profunda de fraternidad.

Gracias María y Antonia por vuestra cercanía, dedicación y entrega.

Gracias a la Congregación y gracias también a nuestras comunidades y compañeros/as de trabajo que suplieron nuestras ausencias para que pudiéramos disfrutar de este encuentro.

Gracias a las que, de diferentes maneras, os habéis hecho cercanas con vuestros mensajes y recuerdo.

Un abrazo para todas 

Hermanas de Bodas de oro

Salamanca, 29 de junio de 2015

________________________________________







De nuevo con vosotras:



Iniciamos nuestro relato en el punto en que os dejamos: “Encuentro con nuestras raíces desde la persona de Bonifacia”.




Comenzamos el día 5 con una oración preparada por Rosario Hernández, quien nos acompañó a lo largo de toda la mañana y nos presentó a Bonifacia como “Maestra de vida desde su vida” y como “Maestra de vida desde sus palabras”; dos dimensiones desde las que enseña, fundamentalmente, a vivir, a dar sentido a la vida, a abrir horizontes de esperanza, a buscar un futuro mejor…


Por la tarde nos esperaba Adela de Cáceres en la puerta de la Clerecía para iniciar la “Ruta Josefina”: las calles que pisaron los pies de Bonifacia y los lugares en los que vivió, explicado con todo lujo de detalles. Realmente fue una gozada. Terminamos la Ruta en la escultura de Bonifacia colocada al final de la Gran Vía y de ahí pasamos a la Casa-Colegio de Almarza, donde compartimos con la comunidad, en ambiente fraterno y gozoso, una oración preparada por ellas y una merienda – cena.

Día 6, “Día de la gran fiesta”. Nos acompañan en la oración de la mañana, centrada en Bonifacia y preparada con esmero por Rosario Hernández, las hermanas de la comunidad de San José, nuestras “vecinas”. Con ellas compartimos también el desayuno, un delicioso “chocolate con churros”.

Nos volveríamos a ver, como no podía ser de otra manera, en la Eucaristía celebrada en la capilla del Colegio, junto al mausoleo de Bonifacia, donde nos fuimos encontrando con hermanas de las distintas comunidades de Salamanca y a la que asistieron profesores, alumnos, amigos y conocidos. Fue un Eucaristía muy bien preparada, concelebrada por varios sacerdotes y amenizada por el Coro del Colegio, que dirigían dos profesoras de guitarra, autoras de la música y texto de algunos de los cantos, en que se hacía referencia a Bonifacia: ”Tú alumbraste mi camino, tú me diste la ilusión y sentirte aquí a mi lado me hace fuerte el corazón. Ya eres santa”. Era la última estrofa del canto de salida, con la que terminábamos la celebración.

Al salir de la capilla pasamos al patio donde compartimos unos aperitivos; aunque no era necesario abrir el apetito porque en casa nos esperaba una comida especial.

Cerramos el día con una interesante charla a cargo de Adela de Cáceres en que relataba con todo detalle, como ella sabe hacerlo, aspectos importantes de la vida de Bonifacia en el siglo XX.

Faltaba visitar Zamora, ciudad a la que llegaron Bonifacia y su madre el día 25 de julio de 1883 “llenas de fe y confianza en Dios”. ¿Cómo no? … A ello dedicamos todo el domingo, día 7. Al llegar nos esperaba Pilar Mateos, con quien recorrimos la “Ruta Josefina Zamorana”: los lugares y las calles por donde pasaron Bonifacia, Carmen Castro, Socorro y tantas siervas: Calle del Medio, Plaza de los Ciento, Orejones Iglesia de San Bartolomé, de la Candelaria, calle de la Reina… 

Al tiempo que visitábamos estos lugares, íbamos haciendo toda una visita turística por la ciudad. Fue enriquecedor, haber podido contar con la disponibilidad conocimientos y experiencia de Pilar, que agradecemos de corazón.

El destino final, nuestra tan significativa y querida Casa de la Reina. Allí nos esperaban las dos comunidades de la casa para compartir con nosotras la tarde. 

Después de un rato de descanso, “como quien llega a su casa” y de la acogida y encuentro con las hermanas, visitamos los museos y la habitación donde murió nuestra Fundadora. Finalizamos el recorrido en la capilla donde compartimos un rato de oración, juntamente con las hermanas de Zamora. Y… de ahí pasamos al comedor a disfrutar de una suculenta merienda-cena. 

Con la visita a Zamora dábamos por terminado el “Encuentro con nuestras raíces desde la persona de Bonifacia”. 

El día siguiente por la mañana retomamos y oramos a nivel personal todo lo vivido en estos 3 días y lo compartimos en una oración comunitaria en el taller de la casa de Santa Teresa, lugar trabajo, de oración, de acogida a las jóvenes pobres que carecían de trabajo y “en peligro de perderse”, para las primeras siervas de S. José.

Por la tarde visitamos la comunidad de Buenos Aires, donde nos sentimos como en casa, por su acogida y sencillez. También compartimos con las hermanas un espacio de oración preparada por ellas y una deliciosa merienda – cena.

Los días 9, 10 y 11 los dedicamos a un taller sobre Inteligencia emocional y empatía aplicado a la vida comunitaria, denominado “Llamadas a SER en COMUNIDAD”. Nos acompañó Vicky Irigaray, madre de familia, experta y muy implicada en relaciones de ayuda a personas con necesidades especiales.

Fue un taller interactivo orientado a reflexionar sobre la relación de ayuda en la vida comunitaria, sus dificultades y posibilidades, y a descubrir y tomar conciencia, desde dentro, de la importancia de una implicación emocional saludable: la llamada a vivir en fraternidad conlleva vinculaciones afectivas posibilitadoras. 

La dinámica participativa seguida en el taller y la implicación y ayuda de Vicky generaron un gran ambiente de cercanía e integración entre todas como grupo.

El trabajo del día siguiente, acompañado por María y Antonia, complementaba ese “Llamadas a SER en COMUNIDAD” de Vicky. Reflexionábamos y recordábamos los principios de interdependencia y cultura participativa recogidos en nuestro MOG, como elementos básicos, dinamizadores de la vida de las comunidades, y por tanto de ese organismo vivo que es nuestra Congregación.

El día 13 fue un día más relajado: en la mañana, en ambiente de silencio y oración retomamos e interiorizamos lo vivido en estos últimos días, que después compartimos en los grupos y recogimos en una oración comunitaria. Por la tarde visitamos la Comunidad de Madres Mayores. Disfrutamos con ellas durante un largo rato.

Con un compartir fraterno con Lola Arrieta, religiosa carmelita de Vedruna, sobre “Relectura de los votos de la vida consagrada” terminamos la segunda etapa de este “encuentro de Bodas de Oro”. A través de una dinámica de taller interactivo, hicimos una profunda e interesante relectura de los votos, como verdaderos dones del Espíritu saboreados desde nuevos paradigmas.

La tercera y última etapa la dedicaremos al “Encuentro con nuestras raíces desde la persona de Butiñá”. Seguiremos en contacto.

Un abrazo para todas. 

Vuestras hermanas del grupo de bodas de oro

Salamanca, 14 de junio de 2015


__________________________________________________________________________________________________





¡Llegamos a  Salamanca!

En la casa de Espiritualidad  está todo  preparado para recibir a las integrantes del grupo de Bodas de Oro.  Y… María Álvarez y Antonia Curto, nuestras acompañantes, dispuestas a la acogida.

A media tarde del día 31 se rompe el silencio de la casa… Ha llegado el momento y la alegría del reencuentro: abrazos… recuerdos… sorpresas…,  algunas  no nos habíamos vuelto a ver desde que salimos del juniorado… No faltó quien tuvo dificultad para reconocerse… ¿Tú eres…?

¡Cómo no….! Han pasado 50 años, ha desaparecido el hábito y han aparecido canas,  arrugas…   marcas que hablan del paso del tiempo.

Por la noche, una sobremesa larga y…  a descansar.

El día 1 Iniciamos nuestro “Encuentro” en la capilla. Una gran vela  con un número “50” y de distintos colores que simbolizaban las diversas experiencias vividas a lo largo de este tiempo, representaba la luz que ilumina nuestro caminar. Rodeándola, 21 velas más pequeñas que simbolizaban a las 21 hermanas que íbamos a recorrer el caminar de estos días.

Todo estaba listo para nuestra oración de bienvenida, especialmente preparada por María y Antonia. La primera oración que vamos a compartir como comunidad, una comunidad que iremos construyendo a lo largo de este mes que vamos a estar juntas.

Fue un momento rico y vital que nos ayudó a ponernos ante Dios en apertura, en confianza, sintiendo sobre nosotras su cercanía, su ternura, su mirada… anuncio de que  algo grande vamos a vivir en este tiempo.

Terminada la oración pasamos al salón, que estaba ambientado con los objetivos del Año de la Vida Consagrada: Mirar el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión, abrazar el futuro con esperanza. Confiamos en que este tiempo nos brindará una ocasión privilegiada para ahondar en cada uno de los tres objetivos.

 María y Antonia hicieron la apertura  del encuentro, un tiempo que deseamos sea de serenidad, de convivencia fraterna, de oración, que favorezca la experiencia de Dios y el acercamiento a nuestras raíces josefinas; un tiempo en el que entre todas hagamos posible una experiencia gratificante, donde gocemos de nuestro ser de siervas de san José y donde sigamos  agradeciendo y celebrando este don.

A continuación nos presentaron el horario, el cronograma a seguir a lo largo del encuentro, la distribución de tareas  y algunos asuntos de carácter práctico para nuestro diario vivir. 

Por la tarde, visita a la Casa de Santa Teresa. La oración en la celda de la Santa, el lugar que después fue capilla de nuestras primeras hermanas, nos ayudó a recordar a Teresa y a Bonifacia. La entrada desde la calle al zaguán, el recorrido por el patio, la visita al Taller… nos ayuda a evocar a Bonifacia  y a ponernos en sintonía con las experiencias vividas por ella en este  lugar. Visitamos también los museos de la Congregación, acompañadas por Adela de Cáceres. De ahí pasamos a visitar
a la comunidad “San José”, nuestras vecinas, donde nos acogieron como sabemos acoger las S.S.J. y nos ofrecieron una suculenta merienda-cena preparada con cariño. Además de la merienda, compartimos con ellas un rato largo de tertulia en el patio de la casa, junto al pozo, ese  lugar de tantos recuerdos para nosotras.

El día 2 por la mañana hemos visitado con Adela la Clerecía, ese espacio tan querido para nosotras, en el que Butinyà ha vivido en dos ocasiones. Ahí se encontraron Bonifacia y Butinyà, ahí ha tenido lugar la celebración de la primera eucaristía de la primera comunidad de Siervas, ahí se han tenido posteriormente distintas celebraciones congregacionales: Centenario de la Congregación, centenario de la muerte de Butinyà y de Bonifacia, exposición en el año de la canonización de nuestra fundadora…

Los días 3 y 4 nos adentrarnos en los objetivos señalados por el Papa para el Año de la Vida Consagrada:
 


Mirar el pasado con gratitud: recordar nuestra historia personal, no para añorar sino para agradecer y, aprendiendo del pasado, ponernos en mejores condiciones para construir Reino. Recordar pasando la vida por el corazón y descubrir el paso de Dios por ella, sus caminos para cada una en particular. 

 “Vivir el presente con pasión”: Dibujar el árbol de la vida. Cómo nos ha creado Dios, qué nos  ha ido  dando vida… cuáles son nuestras raíces, tronco, hojas, fruto, cómo vivimos nuestra entrega,  nuestro ser de Siervas de San José. Si sigue siendo Jesús nuestro primero y único amor. Todo ello mirado, no desde el raciocinio, sino desde el “sentir” y el “gustar”.

Abrazar el futuro con esperanza: mirar lejos,  otear el horizonte, vislumbrar y descubrir el camino que se abre ante nosotras y hacia dónde sentimos que nos va llevando el Señor. Cuáles son nuestros anhelos más profundos, nuestras resistencias, nuestros miedos, a qué nos sentimos llamadas en esta nueva etapa.

La reflexión la hicimos en distintos momentos, a nivel personal y después compartida en pequeños grupos, que finalizó con una oración comunitaria construida entre los tres grupos, donde se escogió un símbolo y se elaboró una breve oración que recogiera lo vivido en ellos.

Finalizamos el día con  “un brindis” para celebrar y concluir esta etapa, y pasar ya al “encuentro con nuestras raíces desde la persona de Bonifacia”.

Y… hasta aquí nuestra comunicación. Con ella queremos acercarnos a las comunidades y compartir con todas este primer tiempo de encuentro.

Contamos con vuestras oraciones y cercanía. Agradecemos vuestros mensajes, que nos acompañan y nos hacen sentiros con nosotras.   ¡HASTA PRONTO!


Vuestras hermanas del grupo de bodas de oro


                                                                                               Salamanca, 5 de junio de 2015

18 comentarios:

  1. Nos alegramos con vosotras. Gracias a vuestra comunicación os seguimos en el encuentro.
    Feliz día de Bonifacia.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Sí, gracias por vuestra comunicación que esperábamos con muchas ganas. Os acompaño en esta experiencia que se abre ante vosotras y os deseo LO MEJOR a cada una y al grupo

    ResponderEliminar
  3. COMUNIDADE MARIÑAMANSA-OURENSE7 de junio de 2015, 19:15

    Tened la sabiduría como compañera de vuestras vidas...Gozad con ella. Repartidla entre las gentes. Aprended de San José la manera de hacerlo y Dios se alegrará de su obra.
    Un abrazo. Unha aperta.

    ResponderEliminar
  4. Comunidad de Vigo8 de junio de 2015, 20:41

    ¡Pero que grupo más hermoso!
    Además estáis muy guapas... Ya se nota que Salamanca, cuna de nuestra Fundadora, favorece la belleza humana y espiritual...
    Que sigáis disfrutando de esa gratitud por lo vivido, de gran pasión por lo presente y de una inmensa esperanza en el futuro.
    Abrazos de todas nosotras.

    ResponderEliminar
  5. Hola, un recuerdo lleno de cariño, rostros conocidos...otros no, pero por todas y cada una estamos pidiendo sus hermanas de la Provincia de María de Nazaret y de manera especial en este año de la vida consagrada, este encuentro muy seguramente tiene otro sabor...así que mujeres de Dios adelante y a gozar y a disfrutar todo lo que este mes ya les está regalando, y a seguir manteniendo encendida la vela de la fidelidad... Gracias por escribir con ese lujo de detalles.

    ResponderEliminar
  6. Comunidad-Taller Poligono (Granada)11 de junio de 2015, 18:24

    Desde este rincón precioso de Granada, nos alegramos con vosotras de esta rica y fuerte experiencia, damos gracias a Dios por todo lo que de gratitud está significando para cada una y pedimos para que con pasión sigais abiertas al futuro con mucha esperanza, un beso grande

    ResponderEliminar
  7. JUNIORADO-COLOMBIA13 de junio de 2015, 0:06

    Queridas hermanas qué alegría saber de Ustedes, hemos gozado con lo que nos comunican, con las fotos...con todo. Las seguimos con mucho cariño y pedimos para que este tiempo de gracia las llene de gozo, fortaleza y esperanza que repercuta en vida para los distintos sitios donde nos encontramos.
    Con mucho cariño un abrazo para cada una.
    Juniorado-Colombia.

    ResponderEliminar
  8. comunidad Sant Vicenç dels Horts13 de junio de 2015, 11:27

    Qué alegría tan grande que estáis tan contentas, recordar y agradecer todo don recibido.
    Deseamos que todos estos días "hagan lio" a la manera que nos dice el Papa Francisco, siempre dentro a fuera y sea experiencia gozosa y festiva.
    Un abrazo muy fuerte de Luisa Fernanda, Paquita y Ligia desde Sant Vicenç dels Horts, Barcelona.

    ResponderEliminar
  9. Comunidad de Villaverde Bajo14 de junio de 2015, 23:54

    Comunidad de Villaverde Bajo: 14 de junio 2.015
    Gozar con quienes gozan, alegrarse y agradecer a Dios por vuestra rica experiencia es lo que hacemos desde nuestra comunidad de Villaverde Bajo. Nos mantenemos unidad y en la oración están presentes .
    Que sigamos mirando a Jesús ,María y José ,dejándonos también mirar por ellos.
    Cariños de Manuela, Isi, Antonia, Carmen y Conchita

    ResponderEliminar
  10. Recibimos con gratitud vuestras comunicaciones pues asi nos haceis partícipes de vuestro encuentro. Que sigais gozando, comunicando y abriendoos al Señor que os sigue acompañando. Un fuerte abrazo Hermanas de Allariz

    ResponderEliminar
  11. C.T. Colegio Breña.17 de junio de 2015, 18:42

    Alegría y agradecimiento es lo que nos inspira vuestro compartir. Les acompañamos con nuestro cariño y oraciones. Disfruten cada segundo del encuentro y recuérdenos en cada tramo del camino en su ruta butiñana.
    Las queremos.

    ResponderEliminar
  12. C.T. de la Casa Provincial-Lima17 de junio de 2015, 18:48

    Gracias por compartir tan detalladamente las vivencias profundas del vuestro encuentro. Disfrutamos mucho y damos gracias a Dios por habernos llamado a compartir este proyecto congregacional tan dinámico y lleno de vida, como es lo que nos refleja vuestro compartir. Que sigáis disfrutando y estrechando lazos fraternos a lo largo de la ruta de Butiñá.Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Comunidad alto del Arenal18 de junio de 2015, 18:21

    Queridas hermanas desde estas tierras os tenemos muy presentes en nuestras Oraciones y pedimos sea un tiempo fuerte de encuentro con el señor .
    Damos también gracias a la Congregación que os ha proporcionado estos días y gracias a Dios que os sigue llamando a vivir el Carisma.
    Abrazos y oraciones.

    ResponderEliminar
  14. comunidad taller Popular 2 Medellin19 de junio de 2015, 2:46

    Gracias por ese compartir tan rico y lleno de vida...la vida de cada una de ustedes es la certeza del amor y fidelidad de Dios a lo largo toda nuestra historia y por ustedes y nuestra Congregación, elevamos agradecidas nuestra oración.
    Que bonita la experiencia que están viviendo. Gracias por compartirla y hacernos sentir parte de este momento de vida.También para nosotras fue muy significativa la celebración del 6 de Junio; la compartimos con la gente del barrio, el equipo de trabajo y algunas jóvenes cercanas.
    Felicidades.
    Con cariño y nuestro recuerdo.

    ResponderEliminar
  15. zona Virgen de lujan (Argentina)21 de junio de 2015, 16:49

    Cuanta alegría el poder seguir disfrutando con ustedes de este tiempo, un encuentro enriquecedor. Ser consientes al profundizar juntar y de la mano de Bonifica el Espíritu del carisma, en ella y con ella. El ser MADRES en los lugares donde Dios nos ha puesto para amar y trabajar.Queridas hermanas un fuerte abrazo y felices por el momento que les toca vivir, a seguir disfrutando.

    ResponderEliminar
  16. zona Virgen de lujan (Argentina)21 de junio de 2015, 16:51

    Cuanta alegría el poder seguir disfrutando con ustedes de este tiempo, un encuentro enriquecedor. Ser consientes al profundizar juntar y de la mano de Bonifica el Espíritu del carisma, en ella y con ella. El ser MADRES en los lugares donde Dios nos ha puesto para amar y trabajar.Queridas hermanas un fuerte abrazo y felices por el momento que les toca vivir, a seguir disfrutando.

    ResponderEliminar
  17. HOLY FAMILY PROVINCE(PHILIPPINES)24 de junio de 2015, 2:32

    Congratulations, to you our dearest SISTERS! We are one with you in your joy and in thanking our God for His Fidelity to you and his gift of your fidelity to Him. We are so far yet so close to each other because we belong to and we are in the same HOME- NAZARETH... Count on our LOVE AND PRAYERS. GOD BLESS!!! MABUHAY KAYO!!!

    ResponderEliminar
  18. JUNIORADO-COLOMBIA27 de junio de 2015, 22:39

    Queridas hermanas: Nos alegra saber de su experiencia en este tiempo dedicado a ustedes y a lo que supuso su Sí al Señor hace 50 años. Unidas a este gozo pedimos al Señor por medio de nuestros fundadores las siga impulsando cada día a vivir en Fidelidad lo que han recibido. Que sigan anunciando con sus dones y talentos el Carisma donde la Congregación las necesite.
    Un abrazo de cada una de sus hermanas del JUNIORADO
    COLOMBIA

    ResponderEliminar